Locales de fado en Lisboa para deleitarse con este canto a la ‘saudade’

Saudade es una palabra portuguesa que expresa un sentimiento de melancolía, estimulado por la distancia temporal o espacial a algo amado y que implica el deseo de resolver esa distancia. Esta sensación de nostalgia se ve perfectamente reflejada con el fado, la expresión musical portuguesa más internacional y recientemente nombrada patrimonio inmaterial de la humanidad.

Esta música añeja, que se remonta al siglo XIX y canta al alma de un pueblo, es una de las principales atracciones del turista que visita Portugal. En Lisboa existen cientos de locales en los que uno se puede deleitar con dicha melodía.

 

El fado es la expresión musical portuguesa más internacional, recientemente nombrada patrimonio inmaterial de la humanidad

 

Durante mi viaje, yo fui a Tasca do Chico ( R. do Diário de Notícias 39), un bar en el barrio de Alfama en el que cada noche se puede escuchar Fado de forma gratuita. Esto probablemente explique las largas colas que se forman a su entrada. Es posible cenar en el local, aunque solamente cuenta, si no recuerdo mal, con unas seis mesas. Si se quiere cenar ahí se tiene que reservar con antelación, yendo al sitio por la mañana o el día anterior a pedir que te apunten en la lista. El teléfono no lo suelen coger, así que no es aconsejable reservar por esa vía. Mejor presencialmente.

Una mujer canta fados en Tasca do Chico, en Lisboa

Una mujer canta fados en Tasca do Chico, en Lisboa

 

Mi humilde consejo: no cenéis allí. El bar es pequeño y acumula, yo creo, más gente de la permitida, pues cada cuarto de hora entra y sale un nuevo grupo a escuchar las canciones (puesto que es gratuito). Esto hace que el personal no pueda estar por ti y que, probablemente, desde tu mesa no veas bien al cantante porque tengas a un grupo de pie. También, tanta acumulación de gente hace que el sitio sea un pequeño horno, siendo el calor la tónica general. Mi consejo: acudir al lugar a escuchar fados y tomarse algo sí, cenar no.

 

Tasca do chico por dentro, repleto de bufandas deportivas

Tasca do chico por dentro, repleto de bufandas deportivas

 

Pienso que hay muchos sitios en los que, aunque se pague entrada, sea mucho mejor esa experiencia. Yo os he hablado de este y no de otro porque es el único al que me dio tiempo ahí. No obstante, he recopilado una serie de locales, recomendados por amigos y otros con buenas puntuaciones en Internet, en la que la experiencia será un 10. Bien, siempre lo es, pues este canto es mágico. Pero digamos que, con más espacio, menos calor y una buena cena, pues será un 20.

 

Ah, antes de escribir la lista, es importante tener en cuenta antes de acudir al lugar elegido los desorbitados precios de las cenas, pues muchas veces los propietarios se aprovechan del turista. Entendemos que una cena con semejante espectáculo es algo sensacional, pero a veces los precios se disparan, y es recomendable mirarlo antes. Y ahora sí, aquí la lista, que espero que os sirva:

Lara Green

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *