El Castillo de San Jorge, la fortificación que vigila Lisboa desde la colina más alta

Más de ocho siglos de historia son los que lleva el Castillo de San Jorge sobre la colina más alta de Lisboa. Conocido anteriormente como Castelo dos Mouros, fue una fortificación musulmana reconquistada por Alfonso Henríquez, primer rey de Portugal, a mediados del sigo XII.

Cuatrocientos años después, en el siglo XVI, vivió su época dorada tras ser reconvertido en Palacio Real. Tras el terremoto de Lisboa de 1755, el castillo quedó en ruinas y no se comenzó a restaurar hasta el siglo XX.

El Castillo de San Jorge sobresale entre los tejados rojos

                                               El Castillo de San Jorge sobresale entre los tejados rojos

Una forma rápida, cómoda y gratuita de llegar al castillo es a través del elevador situado en la Baixa. Dentro del complejo, uno de los puntos importantes a destacar es la Torre de Ulises. Desde allí, el visitante podrá observar una panorámica de la ciudad en 360 grados. Todo gracias al periscopio de Da Vinci que se encuentra instalado en ella. Tampoco uno puede dejar de ver los exuberantes jardines que rodean el castillo son perfectos para un paseo a media tarde entre patos y pavos reales.

Pero si algo realmente vale la pena son las vistas, sin duda su mayor atractivo. Desde lo alto de su muralla, y si el día acompaña, obtendrás una de las mejores fotografías de Lisboa. Sólo por llevarte esta impresionante imagen de postal merece la pena pagar la entrada.

Marc en uno de los cañones del Castillo de San Jorge

                                                       Marc en uno de los cañones del Castillo de San Jorge

Una vez terminéis con la visita, mi consejo es que te animes a perderte por el pequeño y laberíntico barrio de Santa Cruz do Castelo, que rodea al Castillo con sus casas llenas de flores y fachadas desconchadas.

 

Horario:

  • 09:00 a 18:00 (noviembre-febrero)
  • 09:00 a 21:00 (marzo-octubre)
  • Cerrado 1 de enero, 24 y 25 de diciembre y 1 de mayo
Precio:

  • Adultos: 8,5 €
  • Estudiantes <25 años, mayores de 65 años y minusválidos: 5 €
  • Menores de 10 años: entrada gratuita
  • Familias (dos adultos y dos menores de 18 años): 20 €
Lisboa Card: 7,5 €.

Lara Green

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *