A Brasileira, la cafetería más famosa de Lisboa

Una taza de buen café siempre es un buen paréntesis tras una larga caminata. Inaugurada en 1905, A Brasileira es una de las cafeterías más antiguas de Lisboa y, sin duda, una de las mayores atracciones de Lisboa. Se encuentra en el barrio de Chiado y es popular, entre otras cosas, por su archiconocida estatua de Fernando Pessoa en la terraza, lugar donde es inevitable tomarse una foto junto a este poeta portugués.

Cafetería A Brasileira

                                      Estatua de Fernando Pesso en la cafetería A Brasileira

Fue el primer local lisboeta en servir la tradicional bicauna pequeña taza de café fuerte y espumoso, el equivalente luso del espresso italiano. Además, este icónico lugar aparece en la famosa novela Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi.

Vale la pena verlo por dentro, sobre todo por sus tallados de madera en el interior. Sus precios son un poco caros para los estándares de Lisboa, aunque tampoco es nada descabellado. El café en la barra es más barato, aunque siempre estaremos más cómodos en sus amplias mesas.

A Brasileira

                                                                    Interior de la cafetería ‘A Brasileira’

Durante décadas fue el punto de encuentro de intelectuales y artistas, que se reunían en torno a sus mesas formando legendarias tertulias. Hoy en cambio es un café frecuentado sobre todo por turistas, que llegan a él intentando respirar la atmósfera literaria de aquella época dorada  y admirar su decoración clásica de la Belle Époque portuguesa. Es en definitiva una visita imprescindible en Lisboa, incluso si no te gusta el café.

Tras este delicioso descanso para reponer fuerzas en el viaje, podemos continuar la ruta yendo a la librería Bertrand, la más antigua de toda Europa. No hay excusa para no asomar la cabeza por ahí, pues se encuentra a tan sólo dos pasos.

Lara Green

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *